Educación Técnico profesional y STEM: ¿cómo se vincula el desarrollo de la ciencia con este tipo de educación?

El avanzado desarrollo tecnológico requiere de técnicos de alto nivel en todas las áreas, preparados para enfrentar los desafíos actuales y del mañana. En este contexto, la enseñanza STEM es un componente clave para potenciar y desarrollar profesionales altamente capacitados.

tpstem-fuchMientras en los países de la OCDE se cuentan 8 técnicos profesionales por un universitario, en Chile esta cifra es inversa. Education at a Glance 2008: OECD Indicators [http://www.oecd.org/education/skills-beyond-school/41262207.pdf]. Un país en donde la masa de estudiantes universitarios y los profesionales que salen al mercado sobrepasan la oferta, mientras que- por otro lado –aumentan las oportunidades laborales para el área técnica. Conscientes de este panorama, las autoridades han destinado actualmente mayores recursos al sector para incentivar el desarrollo de profesionales técnicos, que puedan dar respuestas a los nuevos desafíos globales en materia de ciencias, ingeniería y tecnologías (o STEM por sus siglas en inglés).

Quizás el mayor desafío hoy sea innovar en todos los campos, para poder resolver problemas como la contaminación, el cambio climático, la sequía, el aprovechamiento de los recursos renovables y otros que impone el actual contexto mundial. Por eso, vincular la enseñanza STEM y sus metodologías en la educación técnico profesional (TP), desde muy temprana edad, parece de vital importancia.

Para el director ejecutivo de Fundación Ciencia Joven, Oscar Contreras, “el desarrollo tecnológico requiere de técnicos de alto nivel preparados para enfrentar los desafíos en las materias”, ya que “sólo con profesionales en el área no se logrará el desarrollo integral del área en el país”.

¿Cómo vincular, entonces, la enseñanza STEM en la educación técnica profesional?

  1. Decisión país, recursos y docentes capacitados

Si bien las investigaciones sobre la enseñanza STEM afirman que ésta es beneficiosa para el desarrollo educativo de las y los jóvenes en cualquier área que se aplique, en la educación técnico profesional encuentra puntos coincidentes. Gran parte de las carreras técnicas están relacionadas con el área de ciencias, tecnologías, ingeniería y matemáticas.

El problema actual es que la mayoría de las escuelas en la que se otorga educación técnica en Chile no cuenta con los recursos suficientes ni con personal capacitado para facilitar este tipo de enseñanza. Bárbara Hernández, psicóloga educativa experta en educación técnico profesional (TP), destaca como punto central para lograr una vinculación entre STEM y educación TP “la necesidad de capacitar a las y los profesores de cada área”. “Y que la inversión en esta metodología cobre sentido”. La psicóloga agrega que “evaluar si todas las carreras del área técnica requieren o necesitan de la aplicación de ésta enseñanza en el currículo o, bien, integrar también otras formas y metodologías innovadoras, es una decisión país”.

  1. Un programa educativo coherente y alineado desde educación básica

Como segundo aspecto fundamental para vincular esta enseñanza, la psicóloga educativa Bárbara Hernández menciona la importancia de “articular de forma clara y coherente el programa curricular tanto en básica como en educación superior”. Es decir que sea una educación que tenga continuidad. Y también que se otorgue desde temprana edad en las escuelas. De esta forma, no solo se estaría fomentando efectivamente el interés por desarrollarse en carreras del área y-debido a la extensión de los conocimientos- en el futuro contar con técnicos profesionales altamente capacitados, sino que además se estaría logrando introducir de forma efectiva y fácil diversas competencias blandas para la vida.

“En su gran mayoría, los estudiantes TP vienen de una realidad vulnerable. En términos de quintiles de ingresos, construidos con información de la encuesta de padres y apoderados del SIMCE de 2° Medio, en promedio el 90% de la matrícula de la enseñanza media técnico profesional corresponde a alumnos provenientes de los dos menores quintiles de ingresos”. Una enseñanza STEM, “permitiría entregar más herramientas y mayores conocimientos a los estudiantes, que en su gran mayoría, una vez finalizado sus estudios secundarios, requieren ingresar al mundo laboral para ayudar a sus familias económicamente o bien, requieren reunir dinero por unos años para poder ingresar a la educación superior”, explica Bárbara Hernández, experta en educación técnico profesional. La psicóloga agrega que “este aprendizaje facilitaría que estén más preparados para las demandas y necesidades del mundo del trabajo, generándose una mayor vinculación entre educación y trabajo”.

 

  1. Un enfoque de equidad de género

 

La psicóloga, finalmente, destaca la necesidad de que al vincular la enseñanza STEM en escuelas de educación técnico profesional se capacite y eduque tanto a docentes como a apoderados en un enfoque de equidad de género. “En general, se da una tendencia de estereotipos”. “Este tipo de conocimientos (STEM) se asocia más al género masculino, provocando diferencias en la participación y resultados de aprendizaje entre los estudiantes varones y estudiantes mujeres”.

 

¿Qué sociedad y tipo de profesionales queremos?

En diversos países la formación de futuros profesionales y técnicos en áreas STEM y la integración de la enseñanza STEM en las escuelas para fomentar su desarrollo a futuro ya es un compromiso de estado. En Chile, ya hay iniciativas y debate, pero aún falta un consenso sobre la materia. Mientras tanto, considerando el mundo actual que implica mucha ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, es clave generar las oportunidades para otorgar dichos conocimientos, pero también “los espacios laborales donde los estudiantes puedan desplegar las capacidades adquiridas, como por ejemplo poder invertir en investigaciones y desarrollos, crear nuevos sectores ocupacionales o fortalecer los existentes, poder generar una economía menos dependiente de la exportación de materia prima, etc.” , sostiene Bárbara Hernández.

Lo importante, en definitiva es “pensar qué tipo de profesional técnico necesitamos y queremos en nuestro país, y en base a ello, definir los aprendizajes que se deben enseñar en cada nivel educativo y los recursos que se requieren para ello”. Pero, sin olvidar “otras capacidades y conocimientos que se deben desarrollar en el estudiante. “La educación es un espacio para formar ciudadanos que puedan insertarse en la sociedad, aportar y sentirse con un espacio en ésta”.

 

TOP