STEM: ¿cómo y por qué enseñarla en etapa preescolar?

“Enseñar STEM en educación preescolar y parvularia significa potenciar lo que tradicionalmente se ha venido haciendo con niñas y niños de este nivel. Es decir, ayudarlos a explorar, observar, hacer preguntas, pronosticar y de esta forma, integrar su aprendizaje”.

STEMPARVULARIA1 “Los mayores científicos son los niños y niñas”. Una afirmación de la vicepresidenta ejecutiva de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, JUNJI, quien en el marco de un programa especial realizado por Explora de CONICYT (dedicado a promover las ciencias en etapa parvularia) comentó: “ellos descubren, están en permanente asombro, mirando cada detalle”. Y es que, efectivamente, la curiosidad, las ganas de aprender y experimentar, parecieran estar más presentes en esta etapa de la vida. Aquí es donde psicólogos y expertos educadores promueven la estimulación y el juego como herramienta clave para integrar el conocimiento.

Por eso es que una metodología basada en STEM en educación parvularia, vendría siendo para Sherri Killins, experta estadounidense en construcción temprana de sistemas de aprendizaje (BUILD Early Learning Systems, del BUILD Initiative) [http://www.buildinitiative.org/] nada más que “darle un título a lo que ya se está haciendo, o sea, ayudando a los niños a explorar, observar y a hacerse preguntas”. Pero esto, no significa que la decisión país de aplicar metodologías STEM y potenciar sus disciplinas, no requiera de una estructuración global y cambios en el sistema actual.

De hecho la discusión es, precisamente, como abordar la educación STEM de forma coherente y coordinada en los distintos niveles de enseñanza. Y para eso, los estudios son categóricos. Se requiere de una discusión, política y esfuerzo nacional para decidir qué metodologías, cómo y con qué recursos se aplicarán para conseguir profesionales integrales en todas las disciplinas.

Ulrike Wahl, responsable de proyectos de la Fundación Siemens Sitftung y del Programa educativo ‘Experimento’, asegura que un “elemento focal de este programa es la capacitación docente de parvularios y de nivel básico y su acompañamiento en la praxis escolar”. Si bien, los educadores de este grado pueden contar con mayor formación y/o experiencia en el trabajo de grupos, interacción dinámica en clases y aplicación de recursos didácticos, “el desafío es integrar y vincular materias como la ingeniería, tecnologías, ciencias y matemáticas con ejercicios y temáticas de la vida cotidiana” y hacerlo a su vez, en un lenguaje que interese al preescolar. En el caso del programa ‘Experimento’, se dota a los docentes de kits “de materiales didácticos, accesibles fácilmente, que permiten realizar un total de 130 experimentos”. A modo de ejemplo, este programa ofrece para niñas y niños de 4 años un circuito eléctrico sencillo de armar y desarmar.

¿De qué forma integrar STEM en niñas y niños?

Para la integración de las Ciencias, los expertos sugieren la observación, la exploración, y la utilización de los sentidos. En el caso de las tecnologías, se recomiendan dispositivos tecnológicos de cualquier tipo y aplicaciones especialmente pensadas para la edad. Elementos de la ingeniería son incorporados de mejor forma a partir de la construcción, el armar y desarmar elementos. Y para las matemáticas, la experiencia recomienda trabajar con números, tamaños, formas y comparaciones.

Otra de las formas, destacadas por varios estudios y mencionadas por el Departamento de estado de aprendizaje temprano en Washington, es el de promover el conocimiento de las ciencias a través de la interacción natural con las cosas reales del entorno. “Pasando el tiempo al aire libre realizando actividades de motricidad gruesa, fomentando el sentido del tacto”. Washington State Department of Early Learning [http://www.del.wa.gov/]. Algunas actividades que ya han sido utilizadas con buenos resultados son, por ejemplo, enseñar acerca de la nutrición, la jardinería mediante la cocina de alimentos saludables o la participación en trabajo con la tierra.

En esta etapa, otro punto favorable es la posibilidad de integrar diversas disciplinas o materias bajo una metodología STEM. Así pueden desarrollarse, por ejemplo, una investigación científica utilizando la pintura o, bien, integrar idiomas intentando resolver un problema.

Desafíos para una enseñanza STEM de calidad

Las investigaciones en STEM son claras en detallar que en esta etapa escolar, no debe: exponerse las materias de forma teórica, es decir que las y los niños se sienten a escuchar lo que dice el educador; entregar hojas para llenar o colorear de forma individual y entregar ejercicios y conceptos a memorizar. Por el contrario, si debe: trabajar basado en proyectos, que vinculen el interés y las experiencias cotidianas de las niñas y niños, se busque la curiosidad y las actividades innatas en ellos, se fomente un espacio colaborativo para desarrollar y responder preguntas. Esto, requiere de docentes capacitados y con mayores herramientas en didáctica de las ciencias. Oscar Contreras, director de Ciencia Joven, fundación que junto a la JUNJI (Junta Nacional de Jardines Infantiles), capacitó a educadoras de párvulo de toda la Región Metropolitana, asegura que “es fundamental entregar herramientas e instalar competencias al interior de los jardines para que éstos no dependan de componentes ni de recursos externos, lo que siempre dificulta el desarrollo de la enseñanza debido a las diversas realidades que enfrentan los establecimientos”.

Fuentes-Links

TOP